Y a veces te quiero tanto; te pienso tanto que me asusta


¿Por qué tienen que pegarle etiquetas a todo? ¿Por qué no se dan cuenta de que uno simplemente se enamora de alguien? ¿Ustedes nunca se han enamorado de nadie?
— Jose Emilio Pacheco


Cuerpo de mujer mía, persistirá en tu gracia.
Mi sed, mi ansia sin límite, mi camino indeciso!
Oscuros cauces donde la sed eterna sigue,
y la fatiga sigue, y el dolor infinito
— Pablo Neruda


No se porque me molesto en llamar, si nadie está respondiendo. No se porque me molesto en cantar, si nadie está escuchando.
— Adam Wilde


Lo que no me mato, me dejo llorando por horas


Estos son mis principios; si no te gustan tengo otros
— Groucho Marx


Cesa de definirte; concedete todas las posibilidad de ser, cambiar de caminos cuantas veces te sea necesario
— Alejandro Jodorowsky


Los dos somos tan absurdos, es necesario que comprenda, que comprenda, que comprenda, nada se sabe de verdad hasta no haberse amado, quiero su pelo entre mis manos, su cuerpo, la quiero, la quiero…
— Julio Cortazar


¿Es mejor tener algo bueno y perderlo, o no haberlo tenido nunca?
— Charles Dickens






Nada es casualidad, que me arrulle mirando el cielo cubierto de estrellas con esa luna que pide a gritos ser musa de un poeta, no es casualidad que esa luna me haga desear vivir por siempre dentro de ella, que tu sonrisa se parezca tanto a ella tampoco lo es.
— Lunas y estrella, Sanddy García (via sanddyg)


© T H E M E